En primer lugar, cabe señalar que muchos hombres beben alcohol antes del coito, porque creen sinceramente que una determinada dosis de alcohol puede mejorar la resistencia y retrasar la eyaculación el mayor tiempo posible. Además, en su opinión, el alcohol ayudará a superar el estrés y la fatiga y aumentará el deseo sexual. Esto es parcialmente cierto, pero dependiendo de la dosis y la llamada “experiencia” de beber alcohol, una persona sentirá las mismas consecuencias negativas.

Tratemos de entender cómo funciona el alcohol. En pequeñas dosis, el alcohol excita el sistema nervioso, de ahí un aumento del deseo sexual, una disminución de las funciones inhibidoras. El alcohol también promueve la vasodilatación (vasodilatación), que promueve la erección instantánea. Bueno, el efecto principal por el que a los hombres les gusta beber antes del sexo es la inhibición de la sensibilidad, que pospone la eyaculación y prolonga las relaciones sexuales. El objetivo es sorprender a tu pareja sexual y fortalecer tu ego masculino.

Las consecuencias del consumo prolongado de alcohol

Desafortunadamente, cada miligramo de alcohol no pasa desapercibido. Como se señaló anteriormente, cuanto más y más intensamente una persona beba alcohol, más rápido sentirá los efectos secundarios en sí misma.

Al principio, una persona entiende que para mantener el efecto, la dosis de alcohol debe aumentarse cada vez, y este es un camino directo hacia la dependencia del alcohol, irá acompañado de labilidad del estado de ánimo, alteración de todos los órganos y sistemas y, de Por supuesto, trastornos de la salud masculina. Esto comienza con una disminución de los sueños eróticos (2-3 sueños por mes, la norma), más tarde, eyaculación prolongada y dolorosa, disminución de la libido. A largo plazo, problemas en la familia, en el trabajo y arruinaron su propia vida.

Por cierto, los hombres creen que la cerveza es mucho más segura que el vodka o el coñac, basándose únicamente en las ppm indicadas en la etiqueta de la bebida. Pero debo señalar que la cerveza en realidad es más dañina. Esto se debe al alto contenido de fitoestrógenos en la cerveza, análogos de las hormonas femeninas, que reconstruyen por completo el fondo hormonal de un hombre. Y esto trae serios cambios en la función eréctil. Además, las bebidas que contienen alcohol aumentan significativamente el apetito, por lo que los amantes de la cerveza pueden presumir de una barriga cervecera y unos kilos de más.

¿Cómo solucionar los problemas de erección?

De hecho, darse cuenta del problema es un gran paso hacia su solución, porque a casi todos los hombres les resulta difícil estar de acuerdo con el hecho de que tienen problemas en la cama, es aún más difícil reconocer los problemas con el alcohol. Para solucionar el problema, debe seguir las siguientes reglas:

  • dejar de beber alcohol;
  • eliminar la intoxicación;
  • revisar la dieta: más vitaminas, minerales, proteínas y zinc;
  • descanso adecuado y sueño normal
  • cese gradual del tabaquismo.

Tomar sildenafil puede ayudar a evitar problemas mínimos con la potencia.

Y el último punto importante es consultar a un médico que lo ayudará a elegir un tratamiento efectivo individual. Para un problema como la disfunción eréctil, vale la pena elegir un enfoque integrado: terapia con medicamentos, tratamiento con hardware (terapia de ondas de choque), psicoterapia.

No retrasa la solución del problema, ¡confía en los especialistas! ¡Salva tu salud masculina!

Leave a comment